viernes, 14 de agosto de 2009

Pase y odie, señor presidente



¿Hasta cuándo duerme usted, señor Presidente?
Caupolicán Ovalles (*)

Quince días. Treinta y cinco emisoras de radio cerradas. La ciudad entera anegada por tres horas de lluvia. Cuatrocientos cuarenta y nueve muertos en una morgue en la que caben cien. 20% de los delitos y asesinatos los comete la policía, admitió el ministro del Interior. Quince días. Doce periodistas apaleados, lo de siempre, como siempre. A las dos horas uno de los decanos de la prensa –sí, usted, Díaz Rangel- justificó la paliza bolivariana. “No tiene relación con la libertad de expresión, quizás los agresores no sabían que se trataba de periodistas”. Menos mal.

56 artículos de una Ley aprobada por mayoría absoluta –el Partido Socialista Único-. Aprenderemos. Mejor que antes. Seremos diestros en el oficio del vacío. Nos haremos ricos licenciándonos como funcionarios o sicarios. Los primos de Miami nos mandarán cosas. Doblaremos por la mitad las servilletas, compraremos el azúcar que no existe y el tabaco que ha quintuplicado su valor. Quince días. Diez años. No quedan más mejillas que ofrecer.

Quince días. Quince. Adelante, pase usted con confianza y apedree al primero que vea. No pregunte, mejor dispare. No piense, mejor grite. Pase y odie, con toda confianza. Sea socialista, pero eso sí salpíquese con un poco más de sangre, la nuestra. Quince días. Una autopista inundada. Una calle muerta. Un Palacio que no gobierna. Un país que se hace selva por encima del Orinoco.
(*) Un ballenero que, de no haberse encallado en la muerte, estaría en la orilla dándole vivas a las pirañas.

3 comentarios:

Soraly dijo...

Mucho dolor Kari, con mucho pena viendo desde la distancia. A veces pienso que todo este daño no habrá manera de repararlo otras veces pienso que con esfuerzo y voluntad se podrá... La mayor parte de las veces -lo reconozco- quisiera no pensar.

S31 dijo...

Lo frustante es la impotencia que siento, por no poder hacer nada. Y el asco que me da, que los que pueden o deben, tampoco hacen nada.

Están pagando los inocentes. Como dice Soraly, no se si ya será tarde.

"Primero se llevaron a los judíos
pero como yo no era judío, no me importó.
Después se llevaron a las comunistas,
pero como yo no era comunista, tampoco me importó.
Luego se llevaron a los obreros,
pero como yo no era obrero tampoco me importó.
Mas tarde se llevaron a los intelectuales,
pero como yo no era intelectual tampoco me importó.
Después siguieron con los curas,
pero como yo no era cura, tampoco me importó.
Ahora vienen por mí, pero ya es tarde."
Bertold Brecht

Noemi dijo...

El no esta dormido...Està bien despierto, maquinando la pròxima trapacerìa que idearà contra nosotros los venezolanos, para seguir en èso: "pase y odie" y fìjate que no lo llamo presidente, porque para mi èl NO es presidente:renunciò el 11 de abril de 2002 y... si èso no fuera suficiente, a lo largo de 7 años ha ido perdiendo legitimidad al no acatar la Constituciòn...Es màs, en diciembre de 2007 se le dijo NO a todo lo que està haciendo ahora...Pero yo soy optimista. Se que despertaremos de esta pesadilla. Otras Naciones han pasado por cosas iguales o peores... ¿Por que nosotros no vamos a poder hacerlo?...Arriba los corazones..Tengan FE en el futuro...